Braquioplastia – Lifting de Brazos

Braquioplastia – Lifting de Brazos

braquioplastia

 

A medida que envejecemos la piel del brazo se vuelve flácida y tiende a escurrirse. Se le conoce como Braquioplastia al procedimiento mediante el cual se remueve el exceso de grasa y piel a nivel de los brazos, dando un aspecto más juvenil y estético.

 

Soy buen candidato para una Braquioplastia?

Si le molesta el exceso de piel a nivel de sus brazos esta cirugía podría ayudarle considerablemente, así mismo la mayor parte de los pacientes que presentan grandes pérdidas de peso quedan con exceso de piel considerable a nivel de los brazos por lo cual también se benefician.

Si su problema es sólo el exceso de grasa, es decir, se observa los brazos con depósitos de grasa importante pero sin flacidez considerable, con liposucción de brazos solamente podría ser suficiente.

La Cirugía

Existen dos técnicas quirúrgicas, en la Braquioplastia convencional, la incisión se extiende desde el nivel de la axila hasta el codo por la cara posterior del brazo. Es la técnica de elección en pacientes con gran exceso de piel y en aquellos que han sido sometidos a cirugía bariátrica previamente.

La segunda alternativa es la mini-braquioplastia, la cual usa una incisión a nivel de la axila de menor tamaño, es aplicable solamente a pacientes con mínimo exceso de piel y grasa en los brazos.

Recuperación

El mismo día de la cirugía el paciente es dado de alta, si la Braquioplastia se realiza en conjunto con otros procedimientos estéticos (abdominoplastia, liposucción, etc.) la permanencia en la clínica dependerá de estos últimos. Se le colocará un prenda de compresión específica para los brazos.

Preguntas frecuentes

– Dolor: Existe un dolor tolerable y controlable fácilmente por medicamentos, el cual irá disminuyendo progresivamente.

– Inflamación: Durante los primeros días posteriores sus brazos podrán verse inflamados y es posible la aparición de algunos moretones. Con el transcurso de los días y las semanas la inflamación cederá.

– Retorno a las actividades: En lo posible debe permanecer con sus brazos juntos al cuerpo y no realizar ningún tipo de esfuerzo físico en los cuales involucre el movimiento de sus brazos, durante al menos 5 días. Luego de 10 días la paciente puede volver a sus actividades cotidianas de manera progresiva.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *